Sobre mi


Nací en A Coruña, (noroeste de la península Ibérica), un primero de mayo de 1960 del siglo pasado, ya hace tiempo de esto, en esos años grises fuí abducido por seres de hábito blanco, que luego supe eran Dominicos, mas malos que su Dios... creo que de ahí salí tarado del todo y con un especial cariño hacia la iglesia Católica, de ahí mis escatológicas salidas de tono y   los variados y poco políticamente correctos improperios hacia estos idólatras de estrafalario vestuario.  Puf... Pasados algunos años, descubrí los pinceles, eso fue en los años setenta, por mi cuenta, luego  cuando ingresé en la Escuela de Artes y Oficios, me encontré con materiales y métodos, y me dí cuenta de lo caro que podía resultar el continuar pintando. Y sin dejar de hacerlo en ningún momento,  tuve que hacer compatible la pintura, con todo tipo de empleos y trabajos diferentes, los cuales no siempre tuvieron relación directa con la pintura. Creo que la primera vez que pinté algo en público fue la quilla de un yate. Era de unos franceses, y os aseguro que es mejor no irse de fiesta el día anterior. Trabajé en el mundo del escaparate durante un buen número de años, un montón, lo que me permitió utilizar cantidad de materiales diferentes y múltiples soportes y como no... quedar hasta las narices de ciertos tenderos. Luego hice incursiones en el mundo del volumen, y me acrequé a las direcciones artísticas, al teatro y por supuesto, a las escenografías, películas de animación... y tambien... y además esto... y lo otro... y tambien aquello... y finalmente regresé de nuevo al diseño gráfico, y como no, a continuar pintando, ya con un estilo más personal. Por supuesto... no hice Bellas Artes.



    De momento, aquí sigo... pintando a diario... o no, depende, a veces rodeado de niebla, entre bichos que son colegas, colegas amantes de  bichos, hierbas varias... lechugas y berzas, tomates y zanahorias... una burra caprichosa, un perro loco, una perra jubilada y un gato de vida disipada. Vámos, que regresé al lugar en el que nunca había estado para convertirme en una especie de ensalada de ideas, en lugar en el que realmente me siento Yo... Pues eso...