sábado, 14 de enero de 2017

Como ave migratoria y después de dejar colocados a ciertos colegas... aquí Top y Toxo...

aquí Doris...

y dejando un poco atrás estos fríos intensos de diciembre,

después de un café de "pota madre" en el Galicia de Baamonde... Lugo...
noroeste de la península ibérica...

dejando atrás las también heladas del interior de Castilla... continué...

hasta el Mediterráneo... ese que tanto ahoga, que tanto mata, pero que también sana
y es hermoso. Aquí estaré curando muchas cosas y embriagándome con tanta luz y tantos y tan diferentes colores a los que no estoy acostumbrado.
Esos azules a veces bestiales y esas plantas imposibles en el norte.
Ya me he montado el chirimguito para pintar en una luminosa habitación orientada al sur.
También he recorrido orillas en busca de esas conchas que siempre me parecen regalos y disfruto recogiendo cuando paseo. 




Ahora a trabajar...