miércoles, 27 de abril de 2016

De vez en cuando, no tan a menudo como quisiera, me centro en la observación de todo aquello que me rodea. Con detenimiento, con paciencia. A veces acompañado, como en ésta ocasión, con algún amigo tan apasionado como yo, del medio. Hace unos días censamos cigüeña blanca en una colonia cercana. maravillosas como siempre, aportando material al nido y disfrutando de sus parejas en una mañana especialmente fría. Siempre vale la pena.


Y esto es en lo que estoy ahora, las naranjas están presentes desde hace algún tiempo, significan cosas, muchas. Las berenjenas han entrado como contraste, casi como una invasión, casi como si se tratase de una especie invasora... no sé, todavía le falta mucho.