miércoles, 29 de abril de 2015

Hoy voy a dejaros con estas tierras mas que salvajes de la
Costa da Morte, aquí na Galiza, en el noroeste de esta península
ibérica. Es un espacio único prácticamente carente de mierda constructíva gracias 
a lo extremo del clima de la zona. Hermoso, es poco. ojalá aquí, sigan soplando estos
vientos, ahuyentadores de desalmados constructores y otros seres afines e igual de despreciables.