lunes, 13 de enero de 2014

Ya se que son huevos, pero cogerlos en el corral por la mañana, es la hostia.
Además me recuerda los pocos huevos que tenemos en este país para echar de una vez a tanto Borbón, a tanto obispo u arzobispo ultra y a tanto político ladrón.  Está claro, en este país necesitamos una Revolución que acabe con tantos mierdas y  tanta mierda, necesitamos HUEVOS.