lunes, 28 de mayo de 2012

De coña... la INQUISICIÓN, le pide a Javier Krahe una multa de 144.000 euros
por un presunto delito contra los sentimientos religiosos, por un video ( de 1978 )
en el que se explicaba como "cocinar a un cristo para dos personas"...
y eso les molesta a este montón de IDOLATRAS, a esos mismos, que 
si se encontrasen con Cristo en la calle, no le darían ni un mendrugo, a esos mismos que se
gastan en fastos de sus representantes católicos millones de euros 
mientras cada veinte segundos mueren de hambre seis niños, y que solo aportan  un 1% 
a ayudas sociales y amenazan con retirarlas en caso de que se les cobren el IBI...
Estamos en el siglo XXI, deberíamos ir pensando en separar definitivamente 
este integrismo religioso de todo lo público, eliminar cualquier tipo de privilegio 
a estos represores de las libertades que tanto costó conseguir en este país. 
De las masacres de niños en Siria, no dicen nada porque les habrá cogido
en alguna comilona festiva de alguno de sus muchos santos.
No sigo que me enveneno...